Horneando un proyecto a fuego lento

Como ya sabéis algunos de los que me conocéis, hace algo más de dos años comencé a confeccionar mis propios portabebés con una estética algo diferente. Y, tras un tiempo de descanso por ampliación de familia y overbooking personal,  he vuelto a ponerme manos a la obra.




El fin de semana pasado, volvimos a las andadas participando en un mercadillo de artesanía en Valdepiélagos ( al norte de Madrid), pero los nervios tras un largo kit-kat y la ilusión por volver a presentar mis cositas se mezclaron con los ratos vigilando a mis peques y otros en los que me dejé llevar por la armonía que había entre la gente y el día cálido y soleado que me invitó a sentarme junto a mi pareja para disfrutar de esos ratos de conversación tranquila que son tan escasos y apreciados en nuestra última etapa. Total, que me olvidé de hacer fotos…

Así que he aquí un pasito más del proyecto Trosset i Caramel.

Estoy contenta porque nunca creí que las ideas que tenía en mi cabeza se materializarían y me encontraba siguiendo un camino paralelo al que yo sentía en mi interior, pero voy viendo que, a pesar de la falta de tiempo y de conocimientos sobre muchas de las plataformas y herramientas que voy usando a diario para llevar esto a cabo, el proyecto va avanzando, poco a poco, pero hacia adelante. Yo le digo siempre a Ariel que es como si se estuviera horneando, va tomando cuerpo con el paso de los días, se van materializando las ideas que tenía claras y el camino por el que conseguirlo se va dibujando sólo conforme avanzan mis pasos, como en un bosque frondoso en un día de niebla.


A veces me desanimo  porque siento que va despacio, porque no tengo tiempo, me siento frustrada o pienso que no es el momento porque los niños son muy pequeños y requieren mucho de mí, pero después siempre ocurre algo que me da alas y fuerza para seguir y, sobre todo, que mis chicos me apoyan y forman parte activa en el proyecto. Eso es lo que hace que me brillen los ojos, respire y me amolde a la situación sacando el mejor partido a lo que tengo en mis manos.


Fotos espontáneas tomadas por mi fotógrafo de casi 6 años, aportando su granito de arena


Al fin y al cabo, siempre he dicho que Trosset i Caramel es un proyecto en familia, que va creciendo con nosotros. Y es que para mí eso ( mi familia) es lo primero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir vuestros comentarios. Me hace mucha ilusión porque las personas y las experiencias son la esencia de este blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...