¿Se acaban los súper poderes?


Hace ya algunas semanas que me resulta imposible seguir el ritmo. La llegada del calor deja mi tensión por los suelos. Los días más largos hacen que las pilas de los peques duren más tiempo, por lo que cuando se duermen, ya no me queda energía a mí. Las horas en el exterior son mayores debido al buen tiempo y la energía. Con las vacaciones, hay más niños en las calles. 



Y, a todo eso, tengo que sumarle que "nuestra" gestación externa está llegando a su fin… y con ella mis fuerzas…





En esta ocasión, estoy viviendo de una forma mucho más consciente lo que yo siento como “nuestra" gestación externa. Está siendo muy intensa pero estamos viviendo el día a día de manera muy viva. Realmente compruebas cómo ella está preparada y siente la necesidad de mayor espacio y libertad. Sientes cómo ya has dado casi todo lo que podías y debías en esa etapa de bebé y cómo las necesidades de ella cambian y te brinda la oportunidad de que tú comiences también otra etapa… principalmente la de recuperarte (jeje).







Ha sido una época preciosa. Ahora la peque ya rebosa energía como sus hermanos y gatea de un lado para otro rápidamente, llevándose a su boca todo lo que encuentra… estoy exhausta…












Sin embargo, mi mente no desconecta, tengo mil ideas para poner en marcha. En casa seguimos trabajando y haciendo un montón de cosas, pero por el día no hay opción de ponerme con el ordenador y, por la noche, no encuentro energía…










El tiempo libre es casi inexistente porque intento ser fiel a mis ideas y dedicar mi máximo esfuerzo para cubrir mi objetivo: acompañar el crecimiento de cada uno de los peques. Y, ahora mismo, cada uno de ellos tiene unas necesidades bastante diferentes debido a sus edades. Así que vamos rescatando huequitos de tiempo para cada uno, una vez que se han cubierto las necesidades básicas ( comidas, cambios de pañales...)





Así que, con mucha paciencia y mucho cariño, iré avanzando con el blog al ritmo que pueda e intentaré aportar mi granito de arena como siempre.








Pero no, los súper poderes no se acaban porque la naturaleza es muy sabia y nos ayuda a medir y porque los peques nos alimentas con sus gestos y ocurrencias día a día.

3 comentarios:

  1. Con tres veo creo que puedes llamarlos algo más que "super poderes" ;-). En mi caso, con uno, no me deja ni a sol no a sombra XD. Están mayorcísimos!!!.

    Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que no hay un hueco libre, pero es que somos su mundo... siempre intento pensar que luego lo echaremos de menos... taaaanto tiempo libre... qué aburrido, ¿no? Muchos besotes!!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Me encanta recibir vuestros comentarios. Me hace mucha ilusión porque las personas y las experiencias son la esencia de este blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...