Haciendo pan con los peques

Como entramos en fin de semana y hace frío, he pensado que podría pasaros la prometida receta para hacer pan, con los peques o sin ellos. Nosotros comenzamos a hacer nuestro pan por primavera, cada semana hacemos una horneada y os puedo asegurar que nunnnnca se lo pierden, no se cansan.

Lo que comenzó como una actividad anecdótica y puntual, nos ha enganchado! 
Para todos resulta una actividad muy completa y entretenida y el resultado es… sin palabras.




Más que una receta, seguimos un método, porque las cantidades no son exactas. Más o menos necesitaremos un kilo de harina y 25 grs de levadura de panadería.

Os explico:

1.     Llenas un vaso de agua con agua templada con un poquito de azúcar para ayudar a la fermentación
2.    Introduces unos 25 grs (medio cubo) de levadura fresca de panadería ( la que compramos nosotros viene envasada con forma de dado y está partida por la mitad,  hay que echar sólo la mitad del dado)
3.    La dejas un ratito para que se disuelva y, si hace falta, le ayudas un poco
4.    En una fuente grande para no manchar demasiado pones el agua con levadura y añades harina
5.    Echas un poquito de sal para que suba la masa  
6.    Amasas la mezcla y vas añadiendo harina hasta que la masa se te despegue con facilidad de los dedos y sea algo elástica
7.    La amasas un poquito y la dejas reposar en un lugar sin corrientes y calentito, si puede ser tapadita con un trapo y al sol
8.    Vas precalentando el horno a 180º
9.    Un truco!! Introduce debajo de la bandeja del horno un recipiente con agua para que el ambiente dentro del horno sea húmedo y el pan cree una riiiica corteza
10.  Mientras, la masa va subiendo. Sabrás que ha terminado el proceso si le pinchas con un dedo y la masa no vuelve, haciendo que el agujero desaparezca. Si se queda el hueco, es que está lista!!
11.  Enharinas la superficie donde vayas a trabajar. Amasas una vez más y entonces le das la forma que más te guste antes de meterla en el horno!!




Como véis, nadie se queda sin meter las manos en la masa, es irresistible!!

Esta parte es una de las preferidas por los peques. Normalmente les gusta reservarse un trocito de masa para dejar volar su imaginación con sus manos. Cada vez se plantean nuevos retos y se lo pasan en grande!



12.  Es recomendable que cubras la bandeja del horno con harina o con un papel vegetal antes de poner tus panes
13.  Y no olvides hacerle unos cortes para que no se rompa al hincharse!! Para ello es mejor que utilices un cuchillo mojado en agua

Este truco también es uno de los preferidos de los pequeños. Ya dicen: “ Papi, dame el cuchillo mojado para hacer la boca de la serpiente!”

También puedes utilizarlo para “pegar” trozos de masa para hacer los ojos, cuernos o cualquier parte que necesitéis añadir.




14.  Y ya podéis meterlo al horno!!
15.  Necesitará, más o menos, 20 min a 180º
16.  Sabrás que está listo si lo golpeas suavemente con los nudillos y la corteza está dura, pero se oye hueco. Además, lo pinchas con un pincho o cuchillo y sale completamente limpio

Una vez fuera del horno, pon tus panes boca arriba hasta que se enfríen para que no se reblandezca la masa con el calor.

También podéis dar rienda suelta a vuestra creatividad y, a la hora de hacer la masa, sustituir la mitad de agua por leche para hacer pan de leche. O añadir azúcar para hacer pan dulce. O frutos secos, semillas, …..


Espero que lo paséis muy bien y ya veréis que os engancha el resultado!!

1 comentario:

  1. Me lo apunto. Que rato más ameno tenéis que pasar toda familia junta y además con ese rico olorcito a pan por toda la casa, mmmm; seguro ese recuerdo lo tendrán de por vida.

    Besotes!!!.

    ResponderEliminar

Me encanta recibir vuestros comentarios. Me hace mucha ilusión porque las personas y las experiencias son la esencia de este blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...