Nuestra caja de husos Montessori


Hace un tiempo que comenzamos con este proyecto y, finalmente, lo hemos terminado.


La caja de husos Montessori es un material sencillo de utilizar sobre los tres años de edad. El objetivo es que el niño relacione la cantidad con el número escrito y el concepto del número cero.

En casa, casi todas las actividades se convierten en algo bastante práctico, plástico y vivencial. Tenía ganas de ofrecerles este material, pero se quedaba muy corto para el mayor, así que se me ocurrió hacer la caja con ellos. Todo un éxito!

Hemos tardado mucho más tiempo que si la hubiera comprado o la hubiera hecho yo sola, pero la experiencia ha sido muy completa.

Cogimos una madera de contrachapado que teníamos por casa, yo dibujé la base y los laterales con la ayuda de M. Después, todos quisimos serrar un poco… esta parte les encantó.




Después, como cansa mucho, prefirieron lijar cada lado para mejorar el acabado.




Cuando tuvimos todas las partes cortadas y lijadas, el material nos ofreció la posibilidad de comprender por qué el perímetro es la suma de todos los lados y por qué el área del cuadrado ( o rectángulo) es lado x lado, vimos que si repites X veces un lateral sobre la superficie de la base, obtienes la fórmula del área X x N (multiplicación).





Tocaba terminar la caja...




Una vez tuvimos nuestra caja clavada y encolada, había que hacer las separaciones, cinco, así que M. midió con la regla y cogió tantas fichas de parchís como centímetros había contado (25 cm) y las repartió entre cinco playmobil. Para ayudarnos con la suma, utilizamos el tablero de sumas que conocimos gracias  Klara de Creciendo con Montessori. Claramente comprobó que tocaban a cinco fichas por cada uno ( división). Las mates así no pueden ser aburridas!!




Para hacer las separaciones utilizamos cartón reciclado de una caja de leche y lo pegamos con cola blanca.

Entonces fue cuando A. pudo disfrutarlo de otra forma.

El niño dispone de una cesta con 45 palos o husos. Ha de coger con la mano derecha un huso, sentir el tamaño que ocupa en su mano y asociarlo al gráfico 1. Conforme aumenta la cantidad, aumenta también el tamaño que ocupan en su mano, el grosor. Cuando hay más de un huso se enrollan con una goma elástica para hacer un paquete y que se pueda apreciar mejor el espacio que ocupan tanto visualmente como al tacto. Él, como personita metódica que es, quiso rodear también el palito de la casilla del "1".


Es muy interesante también cómo se dan cuenta de que el 0 es “nada”. 





Ellos mismos pueden comprobar que todo está correcto si, al final, la cesta queda vacía. 


A. disfrutó mucho con esta actividad y luego quiso volver a pasar por cada uno de los compartimentos tocando de nuevo cada paquete mientras repetía la cantidad de palitos en casa uno y sentía su grosor. Imagino que necesitaba reafirmar aquello que había hecho.

Para los números hemos utilizado unos de madera fina de color natural que compramos en un bazar y los pegamos con cola blanca. Como quedan en relieve, también sirven para repasar con el dedo como los números de lija de Montessori.

Me ha encantado este proyecto porque le hemos dado un enfoque para trabajar con varias edades a la vez y le hemos sacado mucho partido.


Aquí podéis ver otros enlaces donde explican con detalle el uso de este material. 

http://montessorihoy.blogspot.com.es/2009/01/la-caja-de-los-husos.html

http://www.creciendoconmontessori.com/2013/02/caja-de-husos-montessori.html














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir vuestros comentarios. Me hace mucha ilusión porque las personas y las experiencias son la esencia de este blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...