Creamos nuestro propio "Erase una vez..."


Hace unos meses conocí un juego para contar historias que me encantó. Consiste en una bolsita que guarda unos cantos rodados en su interior y cada uno de ellos tiene un dibujo en una de las caras. Se trata de ir sacando las piedras una a una y cada una de ellas es el nuevo elemento para ir tejiendo el relato.




Para el Día del Libro me apetecía organizar alguna actividad y se me ocurrió que ésta podría ser divertida para los peques. Como no encontré cantos rodados, se me ocurrió hacerlos nosotros mismos. En este caso, utilizamos la que teníamos en casa que era blanca, pero se puede utilizar cualquiera.

Hicimos unas bolitas con arcilla y las aplastamos para darles, más o menos, forma de piedra plana. No hace falta que sean todas idénticas o regulares, porque así se asemeja más a las reales.

Las dejamos secar durante un par de días. Nosotros les dimos la vuelta cada cierto tiempo para que se secaran bien por los dos lados.

Después pintamos un dibujo en cada una de ellas. Utilizamos rotuladores Giotto de la gama Decor, son especiales para pintar materiales. Puedes elegir previamente los dibujos si quieres tener unos personajes determinados o cada uno puede dibujar lo que quiera. Quizá esta opción ofrece más posibilidades a la hora de desarrollar la creatividad… también depende de la edad de los peques, porque si los dibujos no tienen relación, puede ser complicado contar la historia.




En nuestro caso, uno de nosotros tenía la mañana con algo de creatividad libre, así que se nos ocurrió dos formas de utilizarlo, si te tocaba una de estas piedras podías preguntarle al autor de qué dibujo se trataba o directamente usarlo como un comodín, o sea, inventarte lo que representa.




También cosimos la bolsita para guardar las piedras. 





Utilizamos rotuladores para tela de Alpino. Me ayudaron a hacer el cordón al estilo tradicional, les encanta este método.




La verdad es que lo pasaron bomba creando la historia. Es fascinante la creatividad que tienen y cómo disfrutan con ello!!

Con este juego desarrollan la capacidad de esperar su turno,  seguir y recordar  el hilo de la historia y desarrollarlo incorporando el elemento que saquen de la bolsa. Si, además, ellos lo construyen directamente, trabajan muchos más aspectos.


Otra posibilidad es dibujar en las piedras a los miembros de la familia. Puede ser divertido para expresar emociones, dar una sorpresa, explicar alguna situación… En fin, permite todas las opciones que vuestra creatividad imagine….

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir vuestros comentarios. Me hace mucha ilusión porque las personas y las experiencias son la esencia de este blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...